Olas de ultramar. Autor: Bruno Celiberti

Detrás del vidrio, observo como se agrupan en la cubierta del barco en busca de conseguir el mejor retrato del mar. Estamos regresando al puerto que da el nombre a mi ciudad. Los sigo mirando. Ellos sonríen al flash de las cámaras, pese al viento fresco que amenaza a la embarcación. Adentro estoy solo, calentito, pero ahogado en el deseo constante de partir hacia tierras lejanas.


Hace unos años que soy el dueño de una agencia de tours para ver la playa desde mar adentro, una excusa que inventé para amigarme con ese océano que me separa de vos. Todos los días mis ojos se posan en ese cruel azul para intentar vencer la cobardía que me genera viajar hasta tus orillas y verte por primera vez.


Cuando vuelven a sus butacas, salgo con la cámara para ver el último atardecer. Estoy decidido a tomar una postal diferente a la de los profesionales. Quiero que el horizonte se caiga hacia la izquierda para que toda el agua desaparezca y se forme una grieta seca, para correr hasta tu casa en el aquel muelle lejano. Espérame.


Quiero decirte quien soy y todo lo que me costó llegar. Lo mucho que te soñé, darte la mano y volver a sacar otra foto. Pero será distinta. El horizonte caerá para la derecha. El agua volverá a su lugar y el océano será otra vez gigante. Tan grande como siempre. Para enseñarnos mientras lo contemplemos juntos en esos días revueltos que nada es imposible cuando verdaderamente quieres llegar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .