A pie y en bicicleta por el Continente Negro. Ediciones del Viento

Han pasado 88 años del viaje por África de Kazimierz Nowak, y este dato es importante para poner en perspectiva la tremenda aventura que vivió este polaco en el continente negro.

Ni la mecánica de una vieja bicicleta era la más adecuada para las infames carreteras de África, ni por supuesto Kazimierz podía utilizar para su ruta esos recursos tan habituales hoy en día como el GPS y el teléfono móvil.

Por suerte lo que sí existía en aquella época era una población curiosa que siempre se arremolinaba con la llegada del extraño ser de piel blanca pedaleando una máquina que muchos no habían visto todavía.

Como se suele decir, preguntando se llega a Roma, y en el caso de Kazimierz pudo llegar a cualquier rincón de África preguntando.

En noviembre de 1931 Kazimierz Nowak llega África. Desde Trípoli va a recorrer varios miles de kilómetros en dirección al sur en su vieja bicicleta.

Su llegada al oasis de Maradah en el Sábado Santo de 1932 causa consternación entre los funcionarios a cargo del puesto.

Nadie puede entender qué está haciendo un ciclista polaco en medio del desierto.

Un libro delicioso que nos lleva por África a la velocidad de las mariposas que es como se suele decir que van los ciclistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.