Magdalena. Autora: Mayra R. Encarnación

 

Rompen los junjunes en furiosa u.
Los gongos trepidan con profunda o.
Es la raza negra que ondulando va
en el ritmo gordo del mariyandá.
Llegan los botucos a la fiesta ya.
Danza que te danza la negra se da.

Danza negra, Luis Palés Matos

 

Le gritaron negra. Le berrearon grifa cada mañana al caminar para su escuela. Magdalena, no entendía la dimensión de las palabras y no tenían coronación en su epidermis porque su familia desde que nació la llamaba: Majestad negra. Cuando escuchaba las vociferaciones de los imberbes, al oído susurraba el canto de su abuela, el barril de su padre y el saber trajinar de su madre. Su tránsito por el mundo está protegido por la fuerza de la sangre.

Magdalena recorría gloriosa. A ella le pertenecía el tiempo. Caminaba con gracia y altivez. Nada detenía su paso acompasado. Todos admiraban con rabia la seguridad de su carácter, la firmeza de sus palabras y la sagacidad de su mirada. Además, los escarnios no lograban asomarse a sus tímpanos porque la abuela Toña, le preparaba todas las tardes un baño de plantas, alcoholado y alcanfor para aislar todas las obras del mal.

Ese lunes, se levantó temprano y caminó surcando del mismo rosario de insultos. Pero, en esta ocasión, se sentó justo al lado de sus pendencieros. Ellos pasaron de la mudez a la estupefacción. Magdalena, comenzó a bailar embebida en un trance. Sus compañeros de clases, la miraban sin comprender sus movimientos. Las gotas de sudor bajaban lentamente y salpicaban a los observadores atónitos. Le gritaban: ¡Magdalena!, ¡Magdalena! Ella era incapaz de escuchar.

Uno a uno fue abandonando el lugar; Magdalena se encontró sola. Miró alrededor y un viento fugaz levantó su falda. Magdalena vociferó a toda la comarca:

¿Quién baila con la negra?

Categoría: Derechos Humanos

Anuncios

Un comentario

  1. Des Atar de Mayra Encarnación es un excelente cuento que plasma la esencia cultural de la mujer caribeña. Expone como esta, con su espiritu indomable y decidida es muy capaz de hacer frente a cualquier circunstancia. La fuerza de su ascendencia le da el poder de ser libre. Maravilloso cuento.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.