Nochebuena con niña. Autor: Joaquín Moya Latorre

Se habían producido unos desconchones en una de las paredes del patio interior de la vivienda de Antonio que era un primer piso donde vivía junto a su mujer y que debido a la humedad corría el peligro de que se extendiera mas, por lo que interesaba repararlo lo mas pronto posible, por lo cual este se lanzó a la calle a la búsqueda de un albañil que pudiera remediar la falta encontrándolo en una obra que se estaba haciendo cerca de su domicilio.

Se trataba de un muchacho ecuatoriano que se había venido desde allá porque no tenia trabajo en su tierra y le habían dicho que aquí lo encontraría nada mas llegar…

Puesto al habla con él, llegaron al acuerdo de que el próximo dia festivo que no trabajaría en la obra, se acercaría a la vivienda y le resolvería el problema, cosa que llevó a efecto en un corto espacio de tiempo durante el cual Antonio, a quien le gustaba hablar con quien tenia al lado, entabló conversación con el albañil llegando a enterarse de que hacía poco tiempo que había llegado a trabajar en la obra, tenia 25 años, estaba casado y había dejado en Ecuador a su esposa embarazada de varios meses viviendo con sus padres.

Él estaba por lo tanto aquí solo viviendo en una habitación realquilada y comiendo en una casa de comidas. Había estudiado Formación Profesional en su pueblo pero al no tener trabajo allí como mecánico no tuvo mas remedio que trasladarse aquí para trabajar de peón de albañil, que fue lo primeo que le salió. Parecía tener buena educación social y buenos modales, por lo que a partir de la conversación con Antonio, y durante los periodos siguientes festivos que no iba a trabaja, ,se acercaba a la casa , sencillamente para conversar con él y su mujer, sobre temas familiares y de trabajo a la vez que Antonio le hablaba de su único hijo, medico casado que estaba trabajando en Alemania ya unos años, por lo que aquí estaba el matrimonio solos ya hacia ese tiempo. Y estas visitas esporádicas de Eddie le hacían pasar el rato, comentando con extrañeza la confianza que había adquirido con ellos el muchacho, comparándola con la falta de trato y familiaridad que había padecido su hijo en su relación con los alemanes allá en la tierra donde trabajaba de medico

Eddie enviaba mensualmente a sus padres al Ecuador dinero del que ganaba, para ayudar a las atenciones domesticas de sus otros hermanos que quedaron allí, y también hablaba con ellos y con su esposa Claudia por teléfono de vez en cuando, porque la realidad es que se encontraba aquí muy solo y esta soledad la paliaba con estas llamadas telefónicas

El otro piso que había en la misma planta estaba desalquilado y era propiedad también de Antonio, por lo que tímidamente le preguntó si había pasado por su cabeza alquilarlo, y que de ser así, él estaba dispuesto a traerse a su mujer y alquilarlo para vivir en el los dos. . Por la intención de Antonio no había pasado la idea esa, pero hablando con su mujer llegaron a la decisión de ponerle un alquiler reducido y alquilárselo para que pudiera traerse a su mujer del otro lado del mundo y estar aquí juntos.

Eddie tomó unos días de permiso en la obra y se traslado al Ecuador para traerse a Claudia aquí con él, y en pocos días estuvieron viviendo como vecinos de Antonio, con lo cual, cuando Eddie se iba al trabajo Claudia quedaba aquí con la compañía en el piso de al lado de Antonio y su esposa, lo que le acompañaba bastante sobre todo por los trastornos que le producía su estado de embarazada..Y por otra parte el matrimonio de Antonio, ya metido en años, también se encontraba bien con la compañía de vecinos de un matrimonio joven., que aquí se encontraba solo y echando de menos a menudo a sus padres, hermanos y amistades que quedaban tan lejos .

Así fueron pasando los meses y el embarazo llegó a su fin en el mes de Noviembre dando a luz Claudia a una hermosa niña de piel canela y muy glotóna que hizo la alegría tanto de los padres como de los vecinos de al lado, sobre todo de Esperanza la mujer de Antonio, a quien este nuevo habitante del piso de al lado le recordaba muy fuertemente a cuando años atrás tuvo ella a su único hijo que ahora estaba en Alemania. La niña había venido al mundo en una fecha muy cercana a la Navidad.. Eddie entraba a trabajar a las ocho de la mañana , efectuaba la comida del mediodía en el trabajo y volvía a la casa a las ocho de la noche , por lo que Claudia pasaba casi todo el día sola con su hija en la casa, menos los ratos que Esperanza le ayudaba .a cuidar de élla, asearla y darle los biberones etc eetc cosa que hacia con sumo gusto y a Claudia le servía de mucha ayuda..

El ambiente que se estaba respirando en los medios de comunicación, Radio y Televisión propio de las fechas ya tan cercanas de la Navidad, llenaban de tristeza y de nostalgia a Claudia por un lado al verse tan sola y con sus padres , familia, y amigos tan lejos, y por otro a Esperanza cuyo hijo ya le había comunicado que no podría venir a pasar la Nochebuena con sus padres por no tener permiso para ello hasta la noche de fin de año. El panorama que se le presentaba a unos era la nostalgia de la ausencia de sus padres y hermanos y a los otros la ausencia de sus único hijo, por lo que la soledad en ambos hogares estaba asegurada en esa fecha tan familiar y señalada.. Dos matrimonios tan distintos, uno ecuatoriano y el otro español, uno de jóvenes con una hija de una mes y otro de mayores con un hijo también aunque ya mayor , casado   y con vida propia y en un país también lejano. Dos matrimonios tan lejanos en sus características y tan cercanos en su existencia puesto que sus vidas estaban separadas por solo unos metros..

En esta situación llegó el dia de Nochebuena que tan nostálgico y triste iba a ser para ambas parejas, y esa misma tarde Antonio dijo a su esposa que si le parecía bien que le dijesen a los vecinos que se fueran a cenar con ellos esa noche. Puestos de acuerdo , cuando Eddie vino del trabajo que ese día lo termino al medio día , se encontró con Antonio quien le propuso que consultase con Claudia cenar esa noche con ellos en su casa y así estar ambos mas acompañados.

Claudia y Esperanza se pusieron de acuerdo para preparar cada una un plato. Esperanza preparo el primer plato consistente en Bocas de cangrejo, gambas , y unas vieiras; y Claudia el segundo plato a base de magra de cerdo con plátanos al horno al estilo tipico de su tierra. Antonio y Eddie se encargaron de preparar una bandeja con trozos de turrón, alfajores, mazapanes y mantecados, una botella de vino joven y otra de sidra para los dulces. En uno de los rincones del comedor Antonio había colocado el nacimiento que le compraron a su hijo cuando era pequeño, pero cuando Eddie lo vio le dijo a Antonio que esa noche el niño recién nacido iba a ser de carne y hueso porque lo iban a tener en la persona de su hija que no llegaba a un mes de edad.

Llegada la hora se pusieron a cenar, pero ambas mujeres tenían los ojos llenos de lágrimas silenciosas, cada una por su motivo. La mas joven echaba de menos a sus padres ,hermanos y familiares, aparte del paisaje verde de las sierras andinas y las calles y plazas con el publico andando por ellas con motivo de estas fiestas y todo ello en un clima suave y tibio propio de la zona ecuatorial, que contrastaba bastante con el clima frío y seco de la nueva tierra donde habían asentado su vida. Y la mayor, porque añoraba los años pasados con su hijo pequeño en tiempo ya lejano y mas tarde adolescente y con sus padres ancianos celebrando en familia estas fiestas en las que ahora, por azares de la vida se habrían encontrado solos, a no ser por la grata compañía de los nuevos vecinos venidos de las lejanas tierras americanas, y con una niña recién nacida que les recordaba los años pasados con el suyo, ahora medico, casado y en Alemania por motivos de trabajo.

A la vista del panorama que se presentaba, Antonio propuso a Eddie que cogiese el teléfono que tenían en casa y pidiese conferencia con Ecuador para charlar un rato con ambas familias, la de él y la de ella, y al rato de haber acabado estos de hablar con sus parientes, se recibió una llamada desde Alemania para Antonio y Esperanza. quienes estuvieron largo rato hablando con su hijo y con su nuera, que les dijeron que para Nochevieja vendrían a pasarla con ellos. Con ambas llamadas se despejó el espíritu tristón que se respiraba en el ambiente y ya con mejor ánimo se llevó a cabo la cena conversando alegremente, y contando cada uno sus vivencias y sucesos familiares, mientras la niña permanecía dormida en la cuna que se habían traído de la casa de al lado hasta la de Antonio para esa cena.. Este puso en el DVD unos discos con villancicos que fueron, todo el tiempo que estuvieron cenando, como una música suave de fondo, hasta que finalmente, y ya después de los postres, Antonio sacó una guitarra que tenia desde que era soltero y se puso a cantar los Mayos a ambas mujeres, y tratando de entonar unas canciones navideñas típicas de estas fiestas ,dando después paso a que Eddie cantase tímidamente alguna canción de su tierra ecuatoriana que le hizo recordar aquellos parajes y costumbres. La niña a pesar de la música y canciones de uno y otro, no se despertó un solo momento.

Las cuatro personas tan distintas por un lado y tan semejantes por otro se felicitaron la Navidad con un abrazo y un par de besos emocionados mientras Antonio le   decía en voz baja al oído a Eddie, un suave viva Ecuador , y este le hacia lo mismo a Antonio con otro suave viva España..

Mientras tanto la niña seguía durmiendo placidamente en la cuna, como se había cantado en uno de los villancicos durante la cena, ajena a lo que estaban viviendo sus adoptivos abuelos españoles, esa noche, junto con sus padres ecuatorianos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s