La esclusa. Autor: Juana Ciudad Pizarro

Después de un largo viaje entre aviones, trenes y autobuses, tomé un barco con la intención de visitar unos cuantos templos situados a las orillas del Nilo. Era muy tarde cuando finalmente conseguí estar instalado en mi habitación, completamente agotado.

Me debí dormir inmediatamente, pero mi sueño fue intranquilo. El madrugón, la excitación del viaje y las horas de peregrinación hasta allí ya habrían sido suficientes, pero estaba también el intenso rumor de los motores. Me habían dado, como sólo mucho más tarde pude comprobar, un camarote al lado de la sala de máquinas. El caso es que continuamente despertaba y volvía a caer en la somnolencia.

Durante un tiempo que me pareció interminable, el barco luchaba con el agua, como si avanzara sobre un lecho de miel. En la inquietud de la duermevela, me esforzaba para que mis ojos se mantuvieran cerrados, necesitaba imperiosamente dormir, pero sólo por breves momentos lo conseguía.

No podría precisar cuánto tiempo había pasado desde que me acosté pero, de pronto, el rugir de los motores se intensificó hasta hacerse pavoroso. El barco parecía succionado por una fuerza que surgiera del centro de la Tierra mientras otra fuerza, de parecida intensidad, tirara de él desde el exterior.

Y yo, debatiéndome entre el sueño y la vigilia, desesperado, me levanté por fin y me asomé por la ventanilla del camarote.

Me restregué los ojos porque no podía creer lo que veía. Un muro de hormigón que habría podido tocar con mi mano de estar abierto el ojo de buey.

Miré hacia arriba, pero no logré ver el límite del muro, sólo la negrura de la noche. Qué horror. Mis ojos, que ahora luchaba por mantener abiertos, se cerraban causándome un escozor tan grande como si estuvieran llenos de arena. Me acosté de nuevo y, no sé cómo, me dormí.

Soñé que el barco descendía a las profundidades de la Tierra, a las entrañas del mundo, que no eran otra cosa que el mismísimo infierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s