De Treinta y Tres Uruguay- a Perú. Autor: Zully García

Después de recorrer más de 5000 Kms. por tierra cruzando la Cordillera de los Andes totalmente nevada, desde Mendoza a Chile, continuar atravesando el desierto de Atacama (el más árido del mundo), entrar en la cordillera árida pero tan alta o más que la anterior, llegar al Perú ver las líneas de Nazca, entre otras cosas que me colmaron de asombro , pareció poco cuando en Lima , me encontré en la “Decana de América” , la Universidad más antigua de nuestra Sud América, fundada en 1541 nada menos, centro de estudio de absolutamente todas las carreras , donde existen cuadras y cuadras de aposentos para los estudiantes, al igual que comedores donde un menú sólo sale un sol o sea 7 pesos Uruguayos , “Si dije siete pesos”.
Bueno en la facultad de literatura me otorgaron un primer premio en poesía, quedando mi obra como material de estudio para la misma, un gran honor, para agasajarme leyeron estudiantes de literatura un poema dedicado a mí, al que llamaron “La flor celeste” aludiendo a nuestra bandera, y el poema de Juana de Ibarborou,” La Higuera.
Fue muy difícil decidir si podíamos hacer ese viaje ,un quince de mayo fue cuando recibí el premio estaba en el lobi del Hotel Milán en pleno centro de Buenos Aires ese día me entregaban en un acto de presentación un libro en el que participe por invitación (Una antología de autores Latinoamericanos).
Abrí el correo electrónico y allí estaba, lo confundí con otro en Perú, (Tumbes) donde ya me habían anunciado que era finalista y me decían que tenía el primer premio y que tenía que viajar a Lima el 15 del mes siguiente exactamente teníamos un mes para decidir. Le envíe a mi hija el correo y la llame por teléfono, y ella me aclaró que éste no parecía el mismo premio ya que era en Lima, ahí lo abrí de nuevo y me di cuenta que era otro premio, al de Tumbes tenía que ir en agosto, y a ese me estaba preparando para ir, tuve que tomar la decisión de ir a Lima pues era un primer premio
No sabíamos que tanto salían los pasajes, bueno lo que no sabíamos era si podíamos afrontar ese gasto. Y lo otro, ¿Williams lograría licencia para ir?

Bien entramos a averiguar de qué forma y en que podíamos irnos a un sueño que no nos habíamos siquiera imaginado nunca, vivimos cada momento con gran ilusión y nos dimos cuenta una vez más que se disfruta desde que se decide hacerlo, cuando buscamos mapas del lugar, hoteles, puntos a recorrer, precios de todo, averiguamos hasta que comen, excitados y ansiosos por que llegara el día de partir.
Y llegó el día, partimos muy temprano rumbo a Buenos Aires, allí nos dirigimos a Retiro pues elegimos ir por tierra para conocer más y además era un poco más barato, pero realmente nos seducía la idea de conocer Chile y especialmente cruzar la cordillera de los andes y el desierto de Atacama, desde Atlántida a Perú teníamos 5000 Kilómetros, de pura emoción y sorpresa.
Íbamos con una pequeña cámara digital y dos buenas filmadoras (las dos prestadas) a dos manos parecíamos japoneses.
Y por supuesto…
Ahí surge como un torrente que baja de la montaña,
catarata de inspiración que obliga a tomar la pluma,
…ahora del cóndor…
inspiración divina, que se plasma en poesía…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s