El Blanco y el Amazonas. Autor: Nuria Vidal

Abmer es de etnia Ticuna. Esta casado con Sandra, de etnia Cocoma. Y tienen un hijo que se llama Fabiancito, que ahora tiene unos 9 meses. Por como me lo ha explicado, Fabiancito ya ha pasado una malaria y un dengue. Pero los niños que van al hospital, están 5 o 6 días ingresados, les ponen un suero y al final se mueren, por que en el hospital no hay medicamentos. Ayer pasamos y estaba cerrado, con un candado. Fabiancito tiene la suerte de que su papá conozca todo el arsenal terapéutico que se esconde en el Amazonas. Al lado de cada palmera, de cada árbol, se esconde una mata que sirve para curar las fiebres, las rasquiñas o que combinadas con otros milagros, espantan los espíritus. Abmer transmite pasión por la selva. Tímido, pero locuaz, es capaz de ver a contra luz, sin mirar las nubes, los colores del guacamayo, o encontrar una ranita en medio de un campito de hierbas y cogerla con la mano. Su metro y medio, no le impide llegar a la palmera mas alta para arrancar uvas ni deslizarse entre los senderos acuáticos para desenredar las matas del motor de la barca. Pero nadie ha dicho que fuera Ticuna puro… El padre de Abmer es brasilero. Llego a Puerto Nariño y se encaprichó de una mujer Ticuna. Compartieron vida y 7 hijos. A todos ellos, les prohibió hablar la lengua nativa, por que como me explica su hijo, cuando un blanco llega, impone sus normas y todo lo quiere cambiar. Todos los hermanos se aferraban a la madre para que les enseñara la lengua, pero el peso del blanco era grande en la casa, así que a parte de algunas palabras sueltas, poco mas puede expresar en su lengua materna.

Abmer ha viajado, estudió en Leticia, en un internado, se dedico a ser educador de adultos y niños, vivió en Bogotá 3 años y luego volvió a su comunidad. Ahora esta estudiando a distancia para ser técnico ambiental, unos estudios que combina con ser guía, y cuando no hay turistas, trampea como pintor de brocha gorda. Como Abmer, hay pocos.

Vino, fue, estudió y trabajó. Aquí la gente trabaja poco, tiene campos para labrar, pero solo cultivan frutas, que poco hay que hacerles, mas que dejarles crecer. Las verduras las compran en la otra orilla, en Perú. Allí, según Abmer, los niños sonríen mas y son mas educados. Las comunidades en Perú son alargadas, solo hay una calle y apenas ninguna alrededor. Lo que hay, es lo que se ve. En cambio, en la ribera colombiana, las casas se suceden sin mucho orden, mas o menos seguiditas, pero mas desperdigadas por las lomas: entre escondidas y sin ganas de mostrar todos sus secretos.

La comunidad peruana que visité, estaba nuevecita, la habían cambiado de sitio por las constantes crecidas del río. De junio a febrero el nivel puede subir casi 8 metros. Si a eso le sumas El Niño, lo importante siempre es sobrevivir. Pero Abmer, no deja de ser un medio blanco, un medio colono. El que repartió las tierras en Perú, le regaló un lote de tierra para que construyera su casa. Allí la selva esta mas preservada, hay muchos mas animales y plantas medicinales al abasto de la mano. Y ya lo tiene todo estudiado. Allí hará su hogar, para que Fabiancito sonría y salude y montará unas cabañas para llevar el turismo. Pero Abmer, tu eres colombiano, esto no se lo llevará tu pueblo, serán riquezas para Perú! Que va, cuando hay elecciones, los candidatos vienen a buscar votos aquí, por que hay muchas cédulas colombianas, son 40 o 50 votos que en muchos casos les harán ganar. Así que les importa tenernos aquí y tenernos contentos.

Del Amazonas me voy tranquila, habiendo reflexionado mas de la raza humana, todopoderosa, y del blanco, señor conquistador, que allá donde llega impone la civilización, que de mi misma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s