Canto al amanecer. Autor: Isabel Mª Rojas Herrera

Me era imposible dormir… No paraba de dar vueltas y vueltas en la cama, revolviendo toda la ropa -¡más de lo que la relío siempre, según me comentan a menudo!-, amaneciendo las sábanas por el suelo, la colcha hecha un guiñapo… Y es que siempre me pasa lo mismo… en cuanto salgo de casa, de mi cama, de mi entorno, no duermo bien, al menos las dos primeras noches… después mi cuerpo se acostumbra… Y aquel era mi primer día en otro país, casi en otro continente… con costumbres distintas, sonidos que aún no podía identificar… aunque aquel canto de plegaria sí lo conocía, lo había oído en otras ocasiones: era muy temprano, no me había llegado a dormir cuando… sin saber dónde estaba, ni qué dia era… y menos la hora que podía llegar a ser… sólo sabía que estaba a punto de caer rendida en los brazos de Morfeo pero entonces… oí la llamada a la oración del imam en alguna mezquita de aquella gran ciudad del sur de Turquía, cercana a la costa… y mi cuerpo en duermevela se meció en la cama de hotel del centro de Adana, al son de los rezos coránicos… arropándolo como una manta del otoño ya cercano y llenando el aire de una calma que me hizo dormir profundamente, como una cría, hasta la hora de levantarnos e iniciar el recorrido por aquella zona del país… hora que llegó un instante después, por cierto…

De allí nos fuimos acercando, kilómetro a kilométro, a la famosa, deslumbrante y extraña región conocida como Capadocia... país de caballos, pasadizos, casas y hoteles trogloditas, subterráneas ciudades escondidas, iglesias excavadas en la montaña, cavernas, y grutas naturales y artificiales, rocas de formas caprichosas, fruto de la erosión; tierra habitada por críos rubios y chicos de ojos verdes claros y piel morena…

Bajar y adentrarte en el primer piso bajo tierra, de los nueve construidos por los antiguos habitantes de Kaymakli, te hace sentir casi como un topo, introduciéndote en su morada; a veces te falta el aire con que respirar; en otras ocasiones, hay corriente y sientes fresco, pero la emoción y la diversión son tan especiales y divertidas, dibujadas en el rostro de todos… que no importa por dónde tenga que reptar tu cuerpo, o si te cabe la cabeza por un agujero, o no… Y nos hacemos fotos en la oscuridad de los flashes, entramos y salimos de cavernitas, pasadizos y recovecos, como el conejo de Alicia, pero despacito, no corriendo como él, no vaya a ser que resbalemos y rodemos ocho pisos abajo por el túnel… hacia la inmensa ciudad escondida bajo tierra…

Y seguimos la ruta por ese paisaje lunar de formas caprichosas que la naturaleza nos ha querido regalar para deleite de nuestra vista… Desde lo alto, en globo, como los que distinguimos allá a lo lejos, de mil colores, seguro que si cerramos los ojos y volvemos a abrirlos, no sabremos si estamos en la Tierra o en la Luna…

Bajo un calor soportable de septiembre, recorremos uno de los tres Valles de Zelve, de piedra rojiza, entrando en sus cuevas, y hasta vemos una mezquita abandonada ahora, pero que antes estaba en activo, ya que el valle estuvo habitado hasta hace poco por personas de mínimos recursos.

Seguimos los caminos de la región hasta Göreme, museo al aire libre, parque nacional declarado Patrimonio Histórico de la Humanidad en 1985, repleto de monasterios cristianos de la época romana, iglesias con frescos preciosos, como pequeñas catedrales excavadas en la roca, en grutas sagradas, donde rezaban los cristianos, apartados de los ojos de los paganos romanos… Es extraordinario contemplar tal belleza insólita y tanto colorido en el interior de la roca, como en la preciosa Iglesia de la Manzana

En el Valle de las Chimeneas de hada, los torreones de piedra arenosa y blancuzca me saludan quitándose su sombrerito y me invitan a correr entre ellas y jugar al escondite… detrás de su larga y picuda silueta… Las hadas con velo rojo, y dipuestas a iniciar una mágica danza del vientre al sol, me indican el camino, mientras los paraguas de las torrecitas se abren y ríen a mi paso…

Capadocia (Turquía)

 

Anuncios

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s