El buitre de Aroche. Autor: David Mateo Cano

Cuenta la leyenda que un estudiante de sociología llegó una mañana a Aroche, quería hacer unas fotografías del pueblo para completar su tesis doctoral, se conocía a la perfección el lugar debido a que había nacido no muy lejos de allí, después de desayunar suculentamente, caminó con parsimonia por las calles fijándose en detalles que pasan desapercibidos para quien está acostumbrado a verlos diariamente, pero no para el ávido viajero buscador de experiencias, llevaba su cámara colgada al hombro, la sacó con mucho mimo comenzando a continuación a retratar lo que le parecía interesante, que no era poco, en la mayoría de las ocasiones disparaba al mismo lugar desde diferentes perspectivas, quería captar cuantos más detalles mejor, cuando llegara a su casa ya haría una selección de las que él estimase serían las mejores fotografías, porque como era lógico y muy a su pesar no podía meter todas las instantáneas en la tesis, hizo un monográfico sobre la plaza de toros, era un gran aficionado al mundo de la tauromaquia, de manera que lo relacionado con semejante arte le parecía embriagador, si hubiera tenido cualidades para el toreo le habría encantado lidiar en aquella tierra, pero era realista lo suyo era la sociología y le encantaba, por lo que no tenía porque quejarse, la vida se había portado muy bien con él, no todo el mundo tiene la oportunidad de hacer lo que le gusta. El aspirante a sociólogo después de explayarse con la plaza de toros se tomó un respiro, como si fuera un turista anduvo con total despreocupación admirando aquel lugar, se metió en un bar a beberse una caña que le supo a gloria bendita, en el establecimiento entabló una agradable tertulia con los parroquianos del lugar, despidiéndose poco después de ellos con afabilidad siguiendo así con su tarea, se dirigió hacia las afueras de Aroche quería tener una panorámica global, anduvo hacia atrás, su intención era enfocar el pueblo en su conjunto, cuando creyó que lo había conseguido sacó un trípode portátil que siempre llevaba para sostener la cámara, pero antes de fijarla fotografió a unos enormes pájaros que revoloteaban en círculos por encima de su cabeza, en un principio no supo diferenciar de qué tipo de aves se trataba, una vez que tuvo la cámara fijada en el trípode disparó un montón de ráfagas, inclinaba ligeramente su máquina a cada disparo, al tiempo que la subía o la bajaba de forma muy leve pero suficiente para conseguir una perspectiva diferente, cuando creyó que tenía el material necesario para preparar su tesis empezó a desmontar el trípode, se encontraba realizando esta tarea cuando una brisa de viento le hizo girar la cabeza, se llevó un enorme susto al hacer tal cosa, justo detrás de él se hallaba un buitre de gran tamaño, el animal le miraba inexpresivamente, el chico pasado el susto inicial quiso aprovechar el momento y hacerle una fotografía, rezó porque no se fuera volando mientras cogía la cámara, aquello sería el colofón perfecto a su viaje, con sigilo enfocó disparando nada más que tuvo a su presa encuadrada, la plasmó en su máximo esplendor, sorprendentemente el buitre no echó a volar, se quedó estático en el mismo sitio, cerró los ojos por un instante pero los abrió de nuevo, era una oportunidad única para hacerle unas cuantas instantáneas más, el animal se mantenía impertérrito observándole, más que un buitre parecía un modelo profesional al que le encantaba ser retratado, el estudiante riéndose de semejante pensamiento se acercó un poco más colocándose a un metro escaso de él, era un buitre completamente negro a excepción de un mechón blanco de plumas que tenía en la cabeza y que le daban un toque de elegancia, jamás recordaba haber visto una rapaz semejante, creyó encontrarse ante una rareza de la fauna animal, a parte de su aspecto no era normal tampoco que no se asustara de un ser humano, comenzó a hablar con él como si se tratara de un congénere suyo, entonces el buitre desplegó sus alas, su envergadura era estremecedora, aleteó un par de veces sin despegarse del suelo, su semblante cambió, ya no era inexpresivo sino que las facciones se le  tornaron malévolas, el mechón que llevaba en el cráneo parecía brillarle diabólicamente, el joven se sobrecogió, trató de alejarse sin conseguirlo puesto que se trastabilló, se puso de pie a gran velocidad aunque de nuevo fracasó en su huída, el buitre caminó hacia él con las alas extendidas, la mirada la tenía fijada en el pobre hombre indefenso, quien por más que lo intentaba no conseguía moverse del sitio, estaba paralizado, clavado en la tierra sería más exacto decir, porque a pesar de que la cabeza si podía moverla no sucedía lo mismo con el resto del cuerpo, el buitre inició un pequeño vuelo alrededor del horrorizado estudiante quien sentía el viento que dejaban tras de sí sus enormes alas, quiso gritar pero todo fue en balde, sus gritos de auxilio se ahogaban en su interior, el buitre levitando en el aire situó su pico frente al rostro del desvalido muchacho, lo siguiente que aconteció se desarrollo a una velocidad muy lenta, el buitre comenzó a picotearle en la cara arrancándole un trozo de carne cada vez que lo hacía, repitió la operación la pérfida ave hasta que quedó desfigurada su víctima, siguiendo con el tormento le clavó su sibilino pico en el interior de un ojo primero y en el otro después, la agonía parecía no tener fin porque el hombre para su desgracia seguía con vida, el buitre se elevó un par de centímetros más y como si dispusiera de un cincel, le horadó el cráneo hasta que hizo un hueco idéntico al del mechón blanco que lucía en su cabeza, de ahí extrajo el cerebro y se lo llevó volando perdiéndose en el firmamento.

 

“Cada ciertos años un buitre negro sobrevuela Aroche llevándose el cerebro del algún pobre viajero, por cada cerebro que recauda le sale una pluma blanca en la cabeza”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s