Sydney. El amor a primera vista. Autor: Alberto Vayá

Aterrizo, llego, vuelvo, voy, salgo. Cuando viajas por diferentes países en pocos días, saltando husos horarios como Willy Fog, tu cuerpo y mente, son independientes. Al aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Sydney con un vuelo de Scoot, mi mente quería viajar, descubrir y conocer, pero mi cuerpo no me acompañaba.

Después de algún percance en Malasia y un susto en Indonesia mi cuerpo llegó a Sydney y dijo basta.

Volver al mundo occidental, fue el punto de inflexión, y a pesar de estar en la ciudad que me inspiró para empezar el viaje, necesitaba un descanso. Aunque mi cuerpo no podía más, llegar al hotel en tiempo récord y estar en pleno corazón de Sydney, a menos de 300 metros de la Sydney Opera House me obligó a salir. Después de callejear durante un par de minutos, la vi bañada por las aguas de la bahía y me enamoré. En ese mismo momento, prometí no alejarme de ella durante mis días en Sydney. Y así fue, el amor a primera vista existe.

Pasaban los días, y trataba de alejarme, conocer otros lugares, otras personas, pero no era lo mismo, al terminar el día todo me llevaba de vuelta a la bahía. Siempre estaba allí esperándome, porque sabía que iba a volver. Los jardines botánicos, la casa del Gobernador, el puente sobre la bahía… muchos lugares me tentaron, pero a pocos volví a diario.

Cuando llegaron a Sydney los convictos traídos desde Inglaterra, desembarcaron en la bahía. Desde ese momento, este pequeño barrio de la ciudad se convirtió en el centro del país. Los aborígenes no tuvieron más remedio que huir de estos europeos con enfermedades tan extrañas y ganas de beber imposibles de saciar. En eso se convirtió ‘The Rocks’, una cárcel/bar al aire libre, donde la prostitución, las peleas callejeras y los robos eran algo tan común como ahora es salir a pasear por sus calles, hacer deporte o beber vino en las terrazas. Pero como los convictos eran criminales, tenían que pagar pos sus delitos, por eso excavaron todo un barrio en la dura roca de la bahía, de donde viene el nombre de ‘The Rocks’. Y como punto de encuentro y centro neurálgico de la ciudad, Circular Quay, donde se reúnen autobuses, metros, monorail, barcos y taxis desde donde puedes llegar a cualquier punto de la ciudad o del país.

Pero no todo en Sydney es alegría y felicidad. Cuando vienes de países en los que regatear está a la orden del día y los precios hacen que todo parezca barato, Sydney es una puñalada por la espalda en una fría noche de invierno. Sí, bienvenido a Australia. TODO ES CARO! Y caro no quiere decir parecido a Europa. Caro quiere decir que te planteas cuántas comidas al día debes hacer para sobrevivir. ¿Salir a cenar un plato de pasta y una cocacola? 24$. Es lo que pasa cuando llegas con pocas horas de sueño y menos ganas de andar, que entras en el primer sitio que no da miedo y te apuñalan con una cuenta en un bar. Pero por muy barato que quieras hacerlo, Australia no te va a dejar. Estaréis peleando a diario, pero ganará la batalla. Así que después de unos 3 primeros días sufriendo, decidí aprovechar la oportunidad de estar en la otra punta del mundo y tratar de disfrutarlo al máximo.

Y para aquellos que estén pensando ir de visita, aquí os dejo una lista con precios varios Sydney:

Un billete de autobús interurbano: 4$.
Una copa de vino: 8$.
Un café: 3$.
Tren al aeropuerto: 16$.
Comida en un puesto callejero: 9$.

Como última recomendación, visitar el Museo de Arte Contemporáneo en Circular Quay y la Casa de Gobernador, en los jardines botánicos, las dos con entrada gratis y muy recomendables.

Os dejo de camino a la playa, meca del surf del sureste de Australia, Bondi Beach! Aunque el tiempo no acompañe, se hará un esfuerzo por tocar el agua.

Mientras tanto, Felices Viajes!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s