El tren. Autor: Waldir Hernández Ramírez

Estaba con mis padres en el tren, era solo un niño que hacia preguntas, le preguntaba todo a mi papa, pensaba que él lo sabía todo.

-¿Dónde para el tren papi?

-Es un circuito hijo.

-¿Qué es un circuito papi?

-Es como un circulo, el tren da vueltas en el circulo por eso no se devuelve, solo comienza de nuevo, pero este tren es especial.

-¿Por qué papito?

-Por que tiene forma de ocho (8), por eso, hay un punto por el que pasa dos veces, justo en la esquina del ocho.

-¿Cuándo llegaremos papi?

-Es un viaje un poco largo, recuerda que tu mama y yo nos bajamos antes y al final te recogemos.

-Pero dijiste que el tren no tenía fin.

-El tren no hijito, pero nosotros si lo tenemos.

-Toda la gente que ves aquí, llega a un punto y se tiene que bajar.

Llego la hora, mis padres se bajaron del tren, me sentí triste, sin duda los iba a extrañar, ellos me explicaron, cada uno en su momento, que no me preocupara que estaría seguro, que si seguía sus instrucciones no tendría problemas.

Me sentía solo, quería alguien con quien jugar, no había niños en el vagón, casi todos eran adultos, otros ancianos, parecía que solo les gustaba hablar, el tiempo se me hacia muy lento, estación tras estación, gente se subía, gente se bajaba, algunos viajaban solos, otros acompañados, algunos se veían tristes, otros contentos, me acostumbre a la monotonía, ¿Qué podía hacer? Tenia que esperar eso era todo.

Me sorprendió ver a una niña que se subió al tren, me alegro a la vez , sabía que podría jugar con ella mientras viajaba, no me sentiría solo, tenía miedo de hablarle, no sabía que decirle, pensaba en que decirle, que preguntarle, pero no me atrevía, el tiempo pasaba y no le decía nada, me di por vencido, a lo mejor no jugaría conmigo pensé, tal vez sería muy problemática, no la necesito pensé, me dispuse a dormir, así el viaje pasaría rápido, estaba por dormirme cuando una voz suave me dijo: ¿quieres jugar? Mi corazón se acelero, era ella, era la niña, no sabía que decir, me dijo ¿quieres o no? Como pude le dije: ¡sí! Claro ¿Qué jugamos? Ajedrez me dijo, le dije: bien, me gustaría.

El viaje se me estaba haciendo agradable tenia con quien jugar, nos reíamos todo el tiempo, era buena en el juego ¡jaque mate! Me decía a cada rato, pero no me importaba, no quería ganarle, me gustaba verla ganar se reía con fuerza, me encantaba.

Después de un rato me dijo: me aburrí, le dije ¿Qué?, ¿Por qué? Pensé que te gustaba ganar, me gusta, respondió, pero ganar siempre resulta aburrido, quisiera perder alguna vez, le dije: te voy a ganar el próximo juego te lo prometo, me dijo con seriedad: nunca me ganaras, no eres capaz, sí soy capaz, te lo voy a demostrar, le replique con rabia, ella me miro como si no le importara, me dijo me voy a otro vagón, tal vez haya alguien que me pueda ganar.

Sin compasión alguna se fue del vagón, abrió las puertas que lo separaban del otro y no la vi más, está loca pensé ¿Cómo puede alguien aburrirse de ganar?

No me importa pensé, no la necesito, pero de pronto me llene de ansiedad y fui a buscarla, si estaba en el vagón de enseguida la podía encontrar, camine hacia las puertas con emoción, de pronto un vigilante me dijo: ¿A dónde vas niño? Me asusto, pero le dije con firmeza: voy a buscar a una amiga en el otro vagón, el con expresión seria me dijo: no puedes ir, yo le pregunte con asombro ¿Por qué no? No es tu vagón, me respondió ásperamente, le dije: solo le voy a preguntar algo y regreso se lo aseguro, ¡no puedo dejarte pasar! Me dijo con voz fuerte, me enoje mucho y le dije: y ¿Por qué no puedo? ¡Usted no es mi padre!

Es cierto, respondió, pero tus padres me recomendaron por tu seguridad, les prometí que no permitiría que te salieras de este vagón y voy a cumplir.

Pero otros se han cambiado de vagón yo los he visto, mi amiga lo hizo y no paso nada, le dije casi suplicando.

El vigilante me dijo: yo no respondo por ellos, mi autoridad es para ti, tus padres me la dieron, mientras llegues a tu destino no te dejare.

Usted no entiende, le replique, estoy solo, el me dijo: sí entiendo, yo estoy más solo que tú, si no fuera por que te querías meter en problemas no hubieras notado mi existencia, encontraras a otra te lo aseguro, ¡no! No existe nadie más, ¿acaso no ve? Le pregunte con exasperación.

¡Tú eres el que no ve! Me respondió casi gritando ¿Qué quiere decir? Le pregunte con asombro, me dijo: Solo observa bien, no mires, observa y ¡ya estuvo bien! siéntate y espera, sentencio con firmeza.

Ahora no solo estaba aburrido, estaba triste también, pero pasado el tiempo me resigne, solo era un viaje, me dije a mi mismo, cuando terminara me encontraría con mis padres, ellos no me dejarían nunca, no me cambiarían por nadie, solo tenia que esperar, eso era todo, debía esperar.

Estaba con la mirada fija en un punto, no veía nada en realidad, me encontraba perdido en mis pensamientos, de pronto el tren se contrajo un poco y emitió un sonido, siempre sucedía eso el tren se contraía o se dilataba, cuando recién comenzó mi viaje sentía temor, pero después mi papa me dijo que eso era normal, que no tenia porque temer, aun así esa contracción me hizo enfocar la mirada, cuando lo hice pude apreciar a una niña sentada al frente de mi, me sorprendió ¿Cómo no la había visto antes?, ¿a que hora se subió? Ella me estaba mirando al parecer hacia mucho rato, me sonrió, yo le sonreí también, me dijo: ¿quieres jugar?, le dije: ¡sí! ¿Que jugamos? Me dijo: juguemos a dibujar paisajes, tengo papel y colores, tengo hojas grandes pintemos los dos. ¿Qué pintamos? Pregunte, me dijo: lo que se nos ocurra, podemos pintar el paisaje que queramos, puede ser un paisaje en la Luna, o en Marte o en el Polo Norte, o en la selva del Amazonas.

Le dije: también podemos pintar una nave espacial, o un mundo de Robots, o un barco en alta mar, ella me interrumpió diciendo: ¡sí! podemos pintar lo que sea y me sonrió, fue a partir de ese momento cuando comenzamos a dibujar y a colorear, no teníamos límite, se nos ocurrían muchas cosas, teníamos mucha imaginación, ya no me importaba el viaje, no importa cuanto durara esperaría con gusto, ya no me sentía solo.

Estábamos distraídos dibujando cuando unas voces dulces nos preguntaron ¿nos enseñan a pintar? Eran unos niños, eran  muy pequeños apenas si hablaban, aunque no los habíamos visto nunca, nos cayeron bien, desde el principio nos agradaron mucho, fue algo maravilloso enseñarles, era como si no pudieran hacer nada solos, todo lo que decíamos lo hacían, era muy agradable que en el vagón hubieran  niños, se oían risas, a veces peleas, a veces llanto, pero no importaba, el vagón estaba lleno de vida, no podía ser más feliz.

Ya llegue a mi parada me dijo ella, le dije ¿pero?, ¿Por qué? Conteste, ella me dijo: ya me tengo que bajar mis padres me esperan, así como los tuyos te esperan a ti, con los ojos aguados le dije: te voy a extrañar, pensé que yo me bajaría primero, ella me dijo: No te preocupes ya no estarás solo, los niños  a los que les enseñamos a dibujar te harán compañía mientras llegas, le dije: pero ellos no son como tu, ella me dijo: lo se, pero no estarás solo, yo dije: cuando la otra niña se fue a otro vagón me dolió mucho, interrumpiéndome dijo: sí yo te vi, te querías salir del vagón por ir a verla, pero recuerda que yo no me voy a otro vagón, yo llegue a mi destino que es diferente, si te pudiera acompañar todo el viaje lo haría, pero no puedo, no estés triste a lo mejor algún día nos volvamos a ver . Ella se bajo, sus padres la esperaban, creí que lloraría o que haría algo tonto como lo había hecho antes, pero no, esta vez era diferente, no me sentía solo, ni desesperado había tomado las cosas con calma, solo me quedaba esperar llegar a mi destino a ver a mis padres, ya no sentía ansiedad.

El vigilante del vagón se me acerco y con su tono severo me dijo: ¿quieres ir a otros vagones? Le dije: pensé que no se podía hacer eso, el me dijo: ¿quieres o no? Puedes conocer a otra con quien dibujar, me quede pensando y le respondí: ¿sabes una cosa?  ¡No! No quiero conocer a otra, estaré bien, aquí hay unos niños a los cuales les enseñamos a dibujar, ellos me acompañaran mientras me bajo, el vigilante me dijo: bien, muy bien, creo que ya no tengo que vigilarte, no te preocupes ya casi llegas a tu parada.

Por fin llegue a mi parada, como siempre todo se ilumino, me puse de pie y camine hacia la puerta, era increíble me pareció un viaje eterno, pero ya podía descansar, estaba deseoso de salir del tren, me iba con emoción, pero de pronto una voz me interrumpió, más que una voz era un lamento, un gemido, exclamo: ¡no te vayas!, ¡por favor no te vayas! Le respondí: lo siento me tengo que ir, todos lo hacemos en algún momento, no podemos quedarnos a vivir en el tren, esto solo es un medio para lograr el viaje, para llegar a nuestro destino y ya llegue, se lo que sientes, también lo he vivido varias veces, se lo que es extrañar, pero a todos nos llega el momento de que nos extrañen, me dijo llorando ¡te voy a extrañar! Le dije: lo sé y mientras me extrañes seguiré contigo, no te preocupes tú también te bajaras de él y nos encontraremos, yo voy a ver a mis  padres, a mi esposa y a mis hermanos, ellos se bajaron primero, me toco extrañarlos, me dolió pero ahora los veré, tú me veras algún día, me dijo: ¡te amo abuelo! Ojala te lo hubiera dicho más seguido, le conteste yo también te amo y siempre he sabido que tú me amas, no te preocupes, estaré bien, te estaré esperando, no olvides que es mi viaje el que termino, el tuyo apenas comienza.

Anuncios

  1. Hugo Fran

    Ummmmm, ese tren. Si, y hay personas, momentos o situaciones que deben pasar a otro vagón, aunque nos duela.
    Este momento, es decir, mientras leia el cuento, me recuerda a “Tardes con Waldir” desde la cafetería Sanfernandina, momentos que no pasaran a otro vagón.

  2. Y.F. Espinosa O.

    Estimado Waldir, es un relato fantàstico, una apología a la vida, a nuestra propia vida. A nuestros vacios, miedos, apegos, ilusiones y decepciones, a como percibimos nuestras pèrdidas. Es sobrecogedor, la forma en que tomas la partida de las personas que amamos y al mismo tiempo tienes la convicción de que pronto o talvez un poco mas adelante nos encontramos con ellos. Magnìfico. Un gran abazo….

  3. Xiomy

    Ole… no conocía esos de escritor!!! Me gusta, me gusta… tienes buen estilo y el talento de transportar al lector al momento que relatas. Felicitaciones

  4. Magaly Sandoval

    Muy bueno, es recordar y es vivir, es soñar y anhelar… es un gran cuento, te felicito y desconocía tus habilidades, un abrazo.

  5. Maritza Lozano

    Sensacional… Waldir, eres de lo mejor. Eres un escritor que en muy poco tiempo se consagrará. Dios bendiga tus fortalezas y permita que durante mucho, mucho tiempo estés con nosotros, alegrando nuestras vidas con tu presencia.

  6. Erika Isabel

    Hola Waldir. Que cuento tan espectacular… me trasladó con cada palabra verdaderamente a ese viaje y a cada momento que ibas detallando. Me encantó la forma en como mostraste la vida, un viaje con un final individual. FELICITACIONES.

  7. Jefferson

    Compañero, Lo felicito, lograste lo que muchos no hacen, escribir y cautivar al lector de inicio a fin!!!!

  8. Mónica Hernández

    Hermanito…no te conocía estas habilidades. Felicitaciones, te cuento que capté una gran realidad de la vida a la que depronto muchos no hemos analizado con tanto detalle como nos lo haces saber en tu escrito…sencillamente me impactaste. Un abrazo hermanito y muchísima suerte.

  9. Sandra Castaño

    Waldir… eres un duro, sigue escribiendo para deleitarnos y nunca cambies eres un ser único en tu especie.

  10. Vilma Cortés

    Waldir:
    Te felicito y deseo que tengas muchos éxitos como escritor, no sólo de cuentos, ojalá ya esté en tu mente alguna novela. Este cuento y los otros que he leído me gustaron mucho, tienes lo que llaman vena de escritor y sigue adelante, eres además un ser inteligente, capaz y con gran sentido del humor, ingrediente fundamental en la escritura.

  11. Victoria Gonzalez Suarez

    espectacular Waldo!! que relato tan emotivo y cargado de tanta naturalidad!
    La comparación que haces es perfecta y me encanta como me toco tu relato en lo personal!

  12. Mayra Alejandra González

    Me gustó!! una bonita historia contada de forma fácil, digerible desde la primera letra. Waldo, como siempre admiro tu talento y tu forma de decir las cosas, siempre hay algo bueno que aprender de ti y que mejor que leerte (en mi caso) . Éxitos compañero!!

  13. Sandra Liliana Giraldo

    Que buen cuento Waldo, me gusto mucho; primera vez que leo un cuento tuyo segun leí los comentarios ya has escrito otros; que talento..felicidades literato

  14. Diana

    Waldo muy bueno… por un momento de mi vida desearia volver a ver la vida como ese niño!!! …

  15. Paola

    Wal felicitaciones por este relato, se encuentra cargado de emociones y nostalgias… logras exponer de una manera sencilla y poetica la realidad de todos… espero que sigamos contando con estos maravillosos escritos, un fuerte abrazo

  16. Paola

    Evidencia la realidad de todos, de una manera sencilla que podamos entender… logra trasmitir emociones y sensaciones incluso… excelente Wal te felicito, es el primer peldaño… espero que tengamos muchos más!!!!!

  17. lina maria pineda

    amigo, compañero, confidente y hermano, ya han pasado 11 años y aun asi no deja de sorprenderme tu talento, inteligencia, imaginación y visión, verdaderamente admirable, espero que cuando seas famoso no te olvides de mi, te quiero un resto

  18. Malu

    Muy conmovedor!! SIgue adelante, sigue escribiendo..necesitamos escritores que nos hagan soñar en este tiempo de realidades tan duras. Felicidades! 🙂

  19. Johanna Mosquera Cadena

    Uffffff. Que relato tan lleno de sorpresa. Al leerlo sentí cada instante de vida repetido, fue cómo volver en el tiempo y encontrar las respuestas a aquellas preguntas a las que siempre huimos. Gracias por ubicar las letras en las palabras adecuadas. Es un gusto y un placer leer este texto, en realidad espero ver más.

  20. claudia

    Te Felicito amigo, es una narración estupenda que invita a reflexionar sobre la vida , describes exactamente lo que es la vida del hombre en este largo viaje. ¡Me encanta!

  21. Consuelo

    Excelente, admiro tu gran talento para mi desconocido. Te Flicito y te deseo muchisimos exitos.

  22. Oswaldo.

    Primer cuento que leo de tu autoria, a veces creemos conocer a las personas, pero cada día nos sorprenden con esos talentos, muchas veces escondidos. Excelente cuento, te consume por completo averiguando a que se refiere cada uno de sus momentos, muchas maneras de interpretarlo, ¡y que final! …… Felicitaciones..

  23. Claudia Correa

    Wal muy buen cuento, desde que empece a leerlo hice el símil del tren con la vida, y me sorprendió un poco darme cuenta que ese era el final del cuento. Muy buena historia me subí al tren y sentí las curvas cuando hacia el “8”.

  24. Olga Rubiela Sáenz Velasquez

    Conmovedor. Espero que cuando llegué mi momento en el que tenga que bajarme del tren también pueda partir con emoción como lo hizo el abuelo. Gracias por tan excelente cuento. Exitos en el concurso. Para mí es perfecto. Me generó mucha nostalgía. Me obligó a recordar momentos realmente agradables y felices.

  25. katha

    una historia fascinante, detallista, conmovedora. He leido varios cuentos escritos por tí y puedo asegurar desde mi punta de vista que son excelentes. Te felicito y espero con ansias triunfes en este concurso literario. Éxitos.

  26. Jose Rodriguez

    Waldir te felicito has mejorado mucho, eres dueño de un estilo particular el cual deja de lado problemas de redacción, eres la historia pura, la vivencia pura, ese es tu estilo, continua así, recuerda todos los problemas que tuvo Faulkner, pero aun así los venció y se convirtió en el gran escritor que recordamos hoy.

  27. Claudia Lozano

    Un relato impresionante, conmovedor y realista. Fiel huella de una persona excepcional, maravillosa y brillante, llena de innumerables virtudes… Bueno, parece ser que son muchos los calificativos para un solo ser humano, pero la verdad es que es sencillamente estupendo!!! Felicitaciones Waldir, que coseches muchos, pero muchos éxitos en tu vida!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s