Glaciar San Rafael, Chile, un millón de años ha. Autor: Roberto Alfiz

Llueve, llueve con el convencimiento que debe hacerse, con interés, llueve con sentido de la responsabilidad, no es una lluvia torrencial, es una lluvia convencida que debe estar y por lo tanto se destaca no por su fuerza y si por su coherencia, llueve.

Todo de Bue a Santiago y de Santiago a Puerto Montt, bien, aterrizaje, me esperan, me llevan hasta las oficinas de la compañía naviera, son las 12,30 y allí me toman todos los datos, se quedan con el Boucher y me dicen que vuelva un poco antes de las 17,30  para que me lleven hasta el barco.!!!!!!!!!!!! cuatro horas!!!!

Bueno entonces me informo, por supuesto se larga a llover para molestar un poco, y comienzo a caminar, la lluvia se detiene, me alegro y salgo, pero no, falsa alarma solo para un poco para que los peatones salgamos a la descubierta y nos sorprende con una nueva mojadura y debe disfrutar la ocurrencia…(quien será el Dios dueño de la lluvia ??), aún así soy tozudo y me largo a investigar, ciudad portuaria, mucha madera, todas las casas y negocios de madera, casas bajas, tristes que se suman a lo gris de la lluvia, llego hasta un mercado, me interesa y entro y me encuentro con decena s de restaurants de 4×4 con dos mesas largas enfrentadas, se cocina en la galería se invita a los que pasean a comer mariscos, curanto, ceviche. sopas, alguno más limpio, otro más de desconfiar, pero me meto, nadie me quita la posibilidad de la aventura del almuerzo con un buen plato con mariscos y un vaso con vino blanco shileno.

A mi lado se sientan cuatro funcionarios bancarios, traje corbata hablando de prendas e hipotecas, me presento charlamos intercambiamos, en todos lados igual los mismos temas los mismos problemas y las mismas soluciones, la única diferencia es que yo no conozco su banco pero ellos si a donde yo trabajo, que tal eh!!!

Termino y salgo a desafiar la lluvia, pero esta, hábil…ya no esta, el cielo celeste me invita, camino diez o quince minutos y nuevamente la risa silenciosa pero húmeda me vuelve a burlar, camino un poco más pero me declaro vencido y entro en este Cyber a comunicarme.

Puerto Montt es bella con esa belleza de ciudad portuaria sobre un cerro, colectivos pequeños, taxis colectivos, ropas sin brillo, gente marrón casi diría cobre, me gusta.

Me encuentro con un grupo holandés, lo sé porque lo traen escrito, de un barco enoooorme que esta en el puerto y dice Holanda en Holandés.

Paró de llover y aprovecho para caminar un poco más.

Roberto

 

Glaciar San Rafael, Chile, un millón de años ha.

Hoy me doy cuenta que Robinson Crusoe no podría extrañar determinadas fortalezas  (???) de la civilización (???) sencillamente porque no las conocía, pero yo que hace seis días HOY por primera vez me siento en la computadora, puedo mirar los diarios virtuales y sentir la caricia del teclado (eeepa !!!) bajo mis dedos es una maravilla, que se cague Crusoe VIVA !!!!!!!!!!!! la comunicación cibernética.

El viaje: maravilloso. Se me cruzan los lugares y las experiencias porque todo esta abrumado por el paisaje del rioaguagolfoetc. y por supuesto las islas que uno va cruzando que entre nosotros y que no me escuche ningún chileno…son todas casi iguales.

La partida del barco NO  es cuando suena ese cuerno largo estable que se siente hasta en las entrañas, cuando ese silbato suena es porque el barco ya partió, y si lo esperabas para subir a último momento…perdiste…busca un taxi acuático porque el nao ya esta rumbo a otros mares.

Los pasajeros sacan, cuando la nave parte, las mismas fotos que podrían haber sacado cuando estaba  varado en tierra pero obviamente la experiencia es totalmente distinta, algunos botes con pescadores saludan otros miran indiferentes pero el aspecto del puerto es distinto desde antes de partir a cinco minutos después.

La ciudad de Puerto Montt se va escondiendo y hay un poco mas de frio no sé si por la natural inseguridad que puede brindar un barco o porque en verdad la temperatura esta bajando, lo que es lógico por otra parte.

Se ve a la gente de la tripulación filmando, parece que hay un video en preparación para luego venderlo.

El camarote es cómodo pero debajo de la línea de flotación, por lo tanto no tengo ventanas, por lo tanto infiero que voy a estar en cubierta todo lo que pueda.

En el primero encuentro de presentación cuento 17 países, los chilenos y los habitantes de la Provincias Unidas del Rio de la Plata somos mayoría, pero hay canadiencesyanquisinglesesvenezolanoscolombianosfrancesesbrasileñosuruguayosaustralianosetc.

Un mozo llega con bebidas, bar free, el Rio se va abriendo, casi toda la gente es de mas de 40, algunos adolescentes, no hay gente sola, otro Roberto, (cordobés) y yo, que además compartimos la mesa con una pareja “despareja” de chilenos otro matrimonio de chilenos donde él trabaja en la mina El Teniente, un matrimonio de Córdoba y el que suscribe.

Por supuesto “somos dosmil” se cumple…en la mesa de atrás hay un tipo que compartió la mesa directiva de Boca con H y que además tenía el mismo proveedor de corbatas que yo, pero además lo acompaña un matrimonio de Moque Hua, ruta 5 y 30, que conocen a la que fue mi Secretaria cuando Mataderos…los dos mil se cumplen.

Paramos en algunos lugares…Puerto Aguirre, 500 habitantes, puerto pesquero, casas de madera, muchos colores, muuuchos chicos, (no hay internet), un mirador artesanías grises y tristes pero bello en su contextura y particularidad, paramos en Quinyen 1500 habitantes mucho color, biblioteca con internet gratis para los alumnos de las escuelas, iglesia pequeña con forma de catedral, gente que mira y te espera, costanera, museo !!!!

Cada comida, hay cuatro, dos de mediodía y noche mas desayuno y “once” que es el te de la tarde, voy a pagar sobrepeso…pero en las comidas cada día el menú es distinto e incluye mariscos y peces y siempre un vino distinto tanto tinto como blanco, todos deliciosos, un medio día…curanto que es un puchero lleno de colesterol lípidos grasas todo lo que cae mal pero que es delicioso y engorda, un puchero que incluía mariscosmariscoscentollalocosetc., luego una siesta que ni soñar se puede…en fin un delicioso suicidio.

Llegar al glaciar San Rafael, navegar al lado, tocarlo, ver los bloques de hielo cuando se desprenden sentir el ruido enorme, ver dar vuelta sobre si mismo los pedazos enormes desprendidos del glaciar, ver los colores morados, celestes, grises, azules intensos, en fin vale la pena el viaje…es una maravilla !!!!!!!palabra por no menos repetida que resume mi sensación de paz de alegría de satisfacción.

Hoy comimos Ostras…vino blanco Chardonnay…nunca màssss.

He consumido ya tres libros, me queda solo Cien años…(estoy en el revival), por lo menos por esto el viaje ya se justifica aunque un poco caro para usar todo el barco de biblioteca, pero esto suma a la satisfacción.

Me excedí, tenia mucho para compartir.  Mañana estoy en Puerto Montt, ciudad más importante y veré…el sábado llego cerca de mi familia, quiero verlos…todo esta bien, lo disfruto pero las caras conocidas son mejores y si es de los hijos…que tal!!!!!!!!!!

Roberto

200105 (Castro, capital de Chiloé) (Sur de Chile)

Anuncios

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s