Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos. Autor: Mónica Suárez

“Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos”. Heinrich Heine 1821

Esta cita, escrita en 1821, premonitoria durante la época nazi, donde tantos libros se quemaron, pero también tantos seres humanos, vuelve a estar hoy en día de plena actualidad.

Los libros son los depositarios del modo de vida, de la forma de pensar, de las ilusiones y de las pesadillas de una sociedad. Destruir los libros de una comunidad equivale a calcinar una parte de su pasado, de su presente y de su futuro.

A lo largo de la historia, ésta ha sido una de las armas utilizadas para vencer al enemigo, para humillarlo, una forma de robar sus pensamientos. Diocleciano quemó libros de la biblioteca de Alejandría, por miedo a las enseñanzas que transmitían; Savaronola hizo arder grandes obras en Florencia y aquí, en España, hace relativamente poco tiempo, se quemaron poemas, ensayos, novelas… nocivas para el nuevo régimen.

Se repite una vez más este atentado contra la integridad de una sociedad. Un insignificante pastor protestante en una insignificante iglesia de Florida anima a sus seguidores, y al mundo entero, a quemar coranes, como muestra de odio hacia la población musulmuna.

El último corán quemado en ese minúsculo rincón del planeta causó una matanza a otro lado del planeta, en Kandahar.

Una muestra más de que Heinrich Heine sigue teniendo razón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s